El Evangelio  

 ¿Qué bueno es el hombre?